Incrementa el potencial de tu recurso más valioso... Tu gente!

Listado de cursos y entrenamientos empresariales disponibles

Funcionamiento y diferencias de los aceites para su camión de trabajo pesado

Valora este artículo
(0 votos)

Aceites Sintéticos vs  Minerales en el Trabajo Pesado

Tanto los aceites minerales como los sintéticos provienen del crudo. La diferencia es que los sintéticos  son el resultado de un proceso más elaborado y tienen una pureza y calidad superiores a las de los aceites minerales. Este proceso no sólo elimina más impurezas, sino que hace posible que las moléculas en el lubricante tengan la forma y propiedades adaptadas especialmente a las necesidades de los aceites de motor modernos. Estas moléculas adaptadas ofrecen unos niveles de protección y rendimiento superiores.

Un aceite sintético contiene más bases que han sufrido procesos químicos adicionales que las que contiene un lubricante mineral convencional, de modo que proporciona una protección al motor y un rendimiento excelentes. Los aceites de motor sintéticos ofrecen una variedad de beneficios que ayudan a mantener los motores funcionando como nuevos durante años.

 

Beneficios de los Aceites Sintéticos en los camiones de Trabajo Pesado

El rendimiento de los aceites de motor sintéticos es más robusto, especialmente en lo que se refiere al bombeo a bajas temperaturas, a la estabilidad y a la protección contra depósitos a altas temperaturas.

Los aceites de motor sintéticos han sido desarrollados específicamente para soportar las condiciones extremas que se dan en los motores modernos. Fluyen con mucha más facilidad que los aceites minerales tradicionales. Su mayor beneficio es la mayor protección del motor. Cuando un motor se pone en marcha, un aceite mineral tarda un tiempo en fluir, de modo que permite que haya fricción, y por lo tanto desgaste entre las partes no bañadas por el aceite. En cambio, un lubricante sintético empieza a fluir de inmediato, de modo que protege todas y cada una de las piezas móviles del motor.

Los aceites de motor sintéticos ayudan a ahorrar combustible. Durante el periodo de calentamiento de un viaje típico de un camión, los lubricantes minerales están más espesos y se mueven más despacio, de modo que el motor sufre y es menos eficiente. Los sintéticos, por lo contrario, empiezan a ser eficaces más deprisa de forma que el motor alcanza su rendimiento máximo antes.

 

Los aditivos, parte fundamental de los aceites para trabajo Pesado

Entre el 15 y 20% de cada galón de un aceite para motor a diesel está compuesto de aditivos, estos ingredientes integrales están diseñados para ayudar a proteger el motor del desgaste, depósitos como residuos y lacas, y también ácidos. Cuando se combinan con una base de aceite de alta calidad, los aditivos ayudan a que el motor a diesel trabaje de forma limpia, suave y eficiente.

Por lo tanto la ciencia de elaborar un aceite para motor de alta calidad  incluye como factor fundamental el combinar la cantidad correcta de aditivos específicos para así producir un aceite de motor que protegerá su camión y cumplirá con las especificaciones de fabricantes de equipo original y la API.

Entonces veamos  un recuento rápido de los principales aditivos y sus funciones básicas:

  • Antioxidantes - Cuando un aceite para motor reacciona con el oxígeno durante la operación normal, ocurre la oxidación que incrementa la viscosidad y favorece la formación de residuos, lacas y la corrosión de partes metálicas. Los antioxidantes frenan la oxidación y ayudan a mantener limpias las partes del motor.
  • Aditivos antidesgaste - Previenen el contacto de metal con mental mediante la formación de una película protectora, los aditivos antidesgaste reducen el desgaste y estriación y ayudan a incrementar la vida de tu motor.
  • Dispersantes - Los dispersantes suspenden partículas externas, como el hollín, presentes en el aceite y evitan que formen depósitos en las partes del motor.
  • Detergentes - Los detergentes ayudan a neutralizar ácidos fuertes en los aceites, remueven depósitos de las superficies metálicas y ayudan a prevenir la formación de lacas en partes del motor con altas temperaturas.
  • Depresores del punto de fluidez - El punto de fluidez es la temperatura más baja en la que un aceite puede fluir. Los depresores del punto de fluidez limitan la formación de cristales de cera en el aceite a bajas temperaturas, permitiendo que éste fluya con más libertad, especialmente en el arranque del motor.
  • Mejoradores del índice de viscosidad - Mientras la temperatura del motor aumenta, la viscosidad del aceite disminuye entorpeciendo su habilidad para lubricar el motor apropiadamente. Los mejoradores del índice de viscosidad ayudan a mantener niveles de viscosidad aceptables.
  • Agentes antiespuma - La agitación y aireación puede resultar en burbujas de aire o espuma que se forman en el aceite limitando su habilidad para lubricar. Los agentes antiespuma ayudan a evitar que esto ocurra.

Seria fácil asumir entonces que mientras más aditivos se usen, mejor. Sin embargo, esto no es necesariamente cierto. Los tipos y cantidades de aditivos usados pueden tener un impacto en el rendimiento del aceite. Agregar aditivos comerciales puede turbar la química del producto y afectar potencialmente su habilidad para cumplir con las especificaciones requeridas por la API o por los fabricantes de equipo original.

 

Cuando cambiar el aceite de su camión?

Dependiendo del uso del camión, puede que necesite cambiar el aceite más a menudo que otros vehículos. Debido a su uso para cargas de trabajo pesado o transporte de larga distancia, sus motores necesitan un aceite que les de una mano.

Cuando un motor está en uso constantemente transportando equipo pesado o tirando de remolques, es obligado a operar a más altas temperaturas. Esto significa que el aceite podría utilizarse a un ritmo ritmo mucho más alto que en otros motores.

Con un camión diesel o a gasolina de uso constante y con trabajo pesado se recomienda el cambio de aceite aproximadamente a los 4 mil kilometros.  Algunos fabricantes sugieren cambiar el lubricante en el vehículo alrededor de los 5 mil kilómetros. Pero esto puede ser demasiado largo para un camión en uso constante.

Finalmente lo mejor es leer las recomendaciones del fabricante del vehículo para ver la frecuencia sugerida para los servicios de lubricación y programar una cita con su un mecánico de confianza para cuidar su camión

Fuente: Auto Show Magazine.

 

Artículos relacionados (por etiqueta)