Mercedes-Benz fue protagonista por segundo año consecutivo del carnaval más famoso del mundo: nueve modelos de camiones de su flota, entre ellos los imponentes Actros, Atego y Axor, desfilaron en las fiestas de San Pablo y Salvador de Bahía junto a las principales scolas do samba.