Listado de cursos y entrenamientos empresariales disponibles

6 señales que indican que eres un mal líder

Valora este artículo
(0 votos)

El liderazgo viene dado en parte por habilidades que se pueden aprender a lo largo de la vida y por aptitudes que muchas veces son innatas en la persona. Sin embargo, si no se tiene el propósito de seguir aprendiendo en el área del coaching, de gerencia y motivación de personal, puedes llegar a perder tus habilidades como líder. Aquí presentamos seis señales de que te estás convirtiendo en un líder no efectivo:

  • No mostrar interés por el desarrollo del equipo: si pierdes el interés en el desarrollo profesional y personal de tus empleados y te enfocas solo en tu crecimiento individual, te estás convirtiendo en un líder ineficaz. Para lograr los objetivos de la empresa es necesario contar con trabajadores capacitados, no solo profesionalmente, sino capacitados emocionalmente. Un empleado que no cuente con el conocimiento necesario y que, además, tenga problemas personales, no podrá dar el 100 % para lograr cumplir con sus responsabilidades.

  • No ser un ejemplo a seguir: ser de las personas que cree que debe haber normas y reglas distintas para los empleados y para los jefes es un grave error. Decir una cosa y hacer una completamente distinta te convierte en un pésimo ejemplo a seguir para tus trabajadores; en el futuro no tendrás argumentos sólidos con los cuáles puedas reclamarles.

  • No tener perspectiva estratégica: si eres de esas personas que solo se enfocan en la tarea que deben realizar, sin tener la capacidad de ver fuera de la caja y tener visión a futuro, eres un líder ineficiente. Un verdadero líder tiene visión y es capaz de pensar en beneficio de la empresa a largo plazo y se enfoca sus esfuerzos a lograr el cumplimiento de los objetivos a corto y largo plazo.

  • No incentivar el trabajo en equipo: si prefieres trabajar solo que en equipo, lamentablemente fracasaste como líder. El trabajo más difícil, pero más importante en una organización es sin duda el trabajo en equipo, pero es trabajando de forma horizontal que los objetivos de la empresa se pueden lograr. Pensar que de forma individual se podrá realizar todo el trabajo denota falta de liderazgo y de espíritu colaborador.

  • Fracasar en la motivación de los empleados: una de las funciones principales de los líderes es motivar a los demás trabajadores y si ya no te interesa hacerlo, fracasaste como líder. La motivación personal y laboral es muy importante para inyectarle energía y ánimo a la realización del trabajo.